Consejos para limpiar el motor de tu auto

Consejos para limpiar el motor de tu auto

19 - OCT - 2015

Prepara tu auto para una limpieza profunda. La #ComunidadCONTI te muestra cómo debes limpiar el motor de tu vehículo.

Para comenzar, recordemos que el motor de tu vehículo posee aditamentos especiales y componentes delicados que pueden dañarse con el agua, por lo que no es recomendable limpiarlo con demasiada frecuencia. La regularidad del aseo dependerá del uso que le des a tu auto.

Recuerda que las partes más sensibles son los cables del sistema eléctrico, las mangueras del circuito de refrigeración, las bandas y en general todas las conexiones, por lo que es mejor si las proteges antes de comenzar la limpieza.

Mueve tu auto hasta un lugar donde el agua que derrames no cause daños. Si no tienes el espacio adecuado, lleva tu auto a un lavado especializado donde cuenten con un sistema industrial para tratamiento de aguas residuales.

Manos a la obra con siguientes pasos:

  1. Calienta un poco el motor. No lleves al motor hasta su temperatura normal de operación; simplemente ponlo en marcha durante un minuto o menos.
  2. Con el motor apagado, retira los cables de tu batería: primero el de la terminal negativa y después el de la positiva.
  3. Cubre cualquier parte eléctrica que esté expuesta con una bolsa de plástico u otra envoltura impermeable que la proteja del agua que necesitarás para lavar el motor.
  4. En los motores más antiguos, deberás cubrir el carburador y la válvula de admisión con plástico o papel estaño. Puedes elegir entre fijarlos con cinta adhesiva o atar las cubiertas, ya que permitir la entrada de agua en esas áreas causaría graves problemas.
  5. Talla cualquier partícula obvio de polvo y suciedad usando una brocha para pintura de cerdas firmes o un cepillo de limpieza con cerdas de plástico.
  6. Prepara una solución de detergente arranca grasa y agua, usando dos copas y media de detergente por cada cuatro litros de agua aproximadamente. 
El agua caliente permite un lavado más eficaz.
  7. Talla tu solución en toda la superficie del motor, llegando hasta las áreas más sucias y humedeciendo todos los rincones. Para lavar mucha grasa, es recomendable usar disolvente como el aguarrás, pero comprar un desengrasador de motores sería mejor.
  8. Para el enjuague puedes usar la manguera del jardín pero evita el agua a presión. Recuerda no mojar conexiones o elementos electrónicos.
  9. El secado del motor se puede hacer con aire o con simples franelas, asegurándonos bien de que quede todo seco.
  10. Ahora retira los plásticos que utilizaste para impermeabilizar las zonas críticas al agua. Una vez seco todo se puede aprovechar a pasar algún abrillantador a las zonas con plásticos, para que quede todo más reluciente tras la limpieza.
  11. Es recomendable esperar un par de horas tras la limpieza para volver a encender el motor. Una vez pasado ese tiempo, arranca el auto y dejarlo encendido dos o tres minutos, para que la humedad se vaya enseguida y no afecte a ningún elemento.

Déjanos tus comentarios o dale “Me gusta” y comparte este artículo.

 

 

 

Nombre del Autor
Autor 677 veces visto

Necesitas estar registrado para comentar

Registrarse con Email Ingresar con Email
TOP